¿Puedes usar un kayak de mar en un río? – Ancho y Estabilidad del Kayak

Rara vez un artículo o una mercancía es tan versátil que no importa dónde lo esté usando. Incluso con vehículos modernos, puede ser problemático conducirlos en ciertos terrenos y en situaciones específicas de alta demanda.

Hay muchos otros ejemplos de esto en el mundo, tanto con cosas más pequeñas como con cosas más grandes y caras.

El entorno y la singularidad del lugar dictan el tipo de cosa que necesita y no hay mucho margen de maniobra para cambiarlo.

Con los kayaks, la situación parece ser la misma, pero solo a primera vista. Hay muchos tipos de kayaks en el mercado, diseñado, fabricado y vendido para usos específicos. Algunos están destinados a la pesca, otros son para la recreación.

Luego está el tamaño como factor determinante, ya que hay modelos que miden entre 8 y más de 14 pies de largo.

El tipo y las características también importan, ya que no todos los kayaks son igual de anchos, estables o con el mismo tipo de bañera.

Si bien todas estas son diferencias significativas, hay otra, la distinción más básica entre los kayaks y se trata de la masa de agua para la que están destinados.

Sugiere que hay suficientes diferencias entre lagos, ríos y océanos (mar) que justifican la creación de embarcaciones de remo separadas.

¿Es esto cierto y puedes usar un kayak de mar en un río? Si es así, ¿por qué hay dos opciones de todos modos? ¿Si no, porque no?

Siga leyendo para averiguarlo.

¿Qué es un kayak de mar?

Kayak de mar

Los kayaks oceánicos o de mar son botes de remo desarrollados específicamente para uso en agua salada y diseñados para navegar en aguas abiertas.

Como tales, están diseñados para la navegación y largos tramos de remada recta sin necesidad de giros bruscos.

Están hechos para kayakistas que prefieren el mar abierto y pasan su tiempo en alta mar, así como a lo largo de la costa.

Kayak en el océano requiere más fuerza y ​​resistencia debido a los fuertes vientos y fuertes corrientes que son una ocasión regular.

Debido a esto, existe la necesidad de remar más y, por lo tanto, los kayaks están hechos para contrarrestar esto y ser tan fáciles de manejar como sea posible.

Esto se hace haciéndolos largos y estrechos, con la proa y la popa apuntando.

Un diseño tan delgado y nítido lo hace ir más rápido y más suave a través de las olas. Los kayaks de mar son mucho más largos que los kayaks de río y más angostos.

Miden al menos 12 pies de largo y tienden a medir alrededor de 14 pies como máximo. Por supuesto, existen aquellos que son aún más largos, pero eso también suele significar un poco más de ancho para almacenamiento adicional o un remo adicional en el interior.

¿Qué es un kayak de río?

En el otro lado del espectro están los kayaks de río, diseñados para navegar todo tipo de ríos, desde los anchos y largos hasta los estrechos y cortos con muchos giros.

Sin embargo, estas embarcaciones no se llaman realmente kayaks de río. En realidad, no existe un tipo específico de kayak para ríos, solo para agua dulce.

Los ríos, por supuesto, califican, por lo que a menudo se los denomina kayaks de río, pero también kayaks de lago.

Estas embarcaciones son más pequeñas que los kayaks de mar en todos los sentidos porque, obviamente, los ríos son muy diferentes y más pequeños que los océanos.

Son más lentos, más cortos y más ágiles, lo que se necesita para giros más cerrados y giros en U más rápidos.

Sin embargo, no todos los kayaks de río son adecuados para rápidos o aguas bravas. Para eso, necesitas un kayak aún más corto.

Los kayaks de agua dulce estándar están destinados a la recreación, la relajación, pescay exploración, lo que significa que logran un buen equilibrio entre funciones y rendimiento que facilitan la utilidad.

Los kayaks de río miden entre 8 y 12 pies de largo, la mayoría de ellos entre 9 y 11 pies para ríos estándar y alrededor de 8 pies para rápidos de aguas bravas.

Todos ellos tienen proas y popas más redondeadas, ofreciendo más estabilidad que los kayaks de mar que se necesita debido a los giros.

Algunos kayaks de agua dulce también permiten estar de pie, crucial para la pesca, que se llaman kayaks sentados en la parte superior en lugar de sentados dentro.

Entonces, ¿puedes hacerlo?

realmente no puedo usar un kayak de mar en el río

Para responder a la pregunta titular, no, realmente no puedes usar un kayak de mar en el río.

Técnica y físicamente puedes, pero será una lucha. Es mucho más fácil y sensato hacerlo al revés y usar un kayak de río en el océano.

Menos cosas pueden salir mal y no hay tantos problemas en hacerlo en esa dirección.

Los kayaks de mar/océano son demasiado estrechos y largos para muchos entornos de agua dulce, incluso algunos lagos.

Son inestables y más difíciles de controlar, y dado que el río fluye, necesita más control para no girar, volcar o correr hacia la orilla.

Remando con poco esfuerzo es para lo que están hechos, pero solo en el océano.

En un río que fluye, hay más remadas que hacer en promedio y muchas más brazadas por minuto.

La razón obvia por la que un kayak de mar no es adecuado para los ríos es el hecho de que no hay suficiente espacio para hacer o incluso intentar giros y maniobras seguras.

Girarlo a 180 grados lleva mucho tiempo. Imagínese intentar hacer un cambio de sentido en un camión de 18 ruedas en una calle muy larga pero estrecha con numerosos giros. es una pesadilla

En un estacionamiento abierto o en un sitio de construcción, es muy fácil porque simplemente gira ligeramente y espera a que se complete el giro final. La premisa es muy similar a usar kayaks de mar largos y estrechos en los ríos.

Si planea hacer la mayor parte de su kayak en el mar y si vive cerca del mar, es una obviedad comprar una embarcación de agua salada que sea estrecha y larga.

Por otro lado, si no tiene salida al mar y está rodeado de lagos y ríos, elija un kayak más corto y ágil que le permita maniobrar y hacer giros más cerrados.

Los kayakistas apasionados que aman todo y quieren diversidad realmente solo deberían invertir en un kayak de río más largo y más capaz, ya que también puede ir al océano.

1